Gas natural: una alternativa desaprovechada

El 2 de mayo comenzó a regir la restricción vehicular impulsada por el Gobierno de Sebastián Piñera, el cual presenta cambios de implementación respecto a años anteriores y perjudica a un millón 96 mil vehículos del parque automotriz metropolitano.

Hoy según el decreto 55 establecido en 1998, la adaptación a gas natural solo se permite a vehículos comerciales o que presten servicios de taxi.

Según datos de la Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad (Gasnam) los vehículos que utilizan este combustible tienen emisiones de gases de efecto invernadero un 23% inferiores a las de los de gasolina, pero hoy, según el decreto 55 establecido en 1998, la adaptación a gas natural solo se permite a vehículos comerciales o que presten servicios de taxi.

Según Eddy Godoy, Seremi metropolitano de Transportes, el uso de Gas Natural se restringe más por problemas de abastecimiento, recalcando la crisis con Argentina del 2006, donde el gobierno trasandino cortó de golpe el suministro a nuestro país.

El vocero de la Agrupación de Automóviles de Santiago, Víctor Cerda, acusa que el gran obstáculo al cambio de combustibles es la burocracia económica.

Se cree esto debido a que los impuestos específicos en la gasolina y el diésel son mucho más altos que los del Gas Natural Comprimido y del Gas Licuado Petróleo. El experto de Economía Para Todos, Matías Godoy, explica la situación de estas contribuciones.

El superintendente de Electricidad y Combustible (SEC), Luis Ávila, afirma que técnicamente es posible incorporar el Gas Natural, pero requiere iniciativa de automovilistas.

La región de Magallanes es un ejemplo de esto, ya se cuenta con un transporte público mayoritariamente en base a Gas Natural Comprimido, siendo ya 1.609 los vehículos convertidos, pero pese a su éxito, todavía no se aplica al resto del país.

En otro sector donde se ha recibido con éxito esta conversión a Gas Natural es en el gremio de taxistas, los cuales se ha mostrado muy satisfechos con el cambio.

Así pues, queda un vacío en la Ley Móvil Chilena: no se responde porqué no se permite el Gas Natural en todos los vehículos siendo que es una alternativa viable y una potencial medida efectiva para reducir la contaminación.

Autores
Señal 1 Señal 2
Top